domingo, 10 de abril de 2011

LA RELIGION Y LOS NIÑOS

Un amigo me solicita que plantee en este Blog si la religión debería ser materia para enseñar a los niños, con lo que ello supone en un cerebro en formación, ya que es una información donde el niño no puede discernir por su grado de madurez si posee digamos esa "vocación" o no. En otras palabras, ¿debería posponerse el acceso a la religión a las personas hasta que estas sean lo suficiente maduras para que puedan decidir con criterios racionales sobre sus propias inclinaciones religiosas?. Yo personalmente no me atrevo a plantear esta cuestión, creo que deberían opinar personas próximas a la sicología o a la inteligencia emocional pues supongo sin conocimientos del tema, que habrá niños a quienes favorecerá en su desarrollo y habrá otros a los que creará algún tipo de trauma o tara para su desarrollo adulto. LA tradición nos indica que siempre ha sido así y cuando no tenemos mejores respuestas que la tradición, entiendo que esta debe prevalecer. ¿Que opinais?. ¿Deben enseñarseles a los jóvenes todas las religiones para que escojan la que más se adapte a su pensamiento?. ¿Deben ser los padres quienes decidan?. ¿EStán cualificados los padres para tomar ese tipo de decisiones?. ¿Debe la sociedad inmiscuirse en este tema como lo hace en temas sanitarios, de seguridad ciudadana etc,,?. INsisto que a falta de mejor criterio yo me inclino por la tradición, pero me han pedido que lo plantee y aquí lo dejo para recabar opiniones.