viernes, 24 de febrero de 2012

LA RELIGIÓN Y LA LITERATURA

                 Antes de tratar temas un poco más escabrosos relacionados con la religión, la fé y el ateismo os dejo un comentario sobre bibliografía de temas religiosos. Varios de vosotros me habéis pedido que indique algún libro donde se pueda ampliar información acerca de la religión y sus temas derivados. Es difícil centrarse en un solo libro para recomendar por lo que se corre el riesgo de dejar fuera mejores libros pero no obstante voy a dejaros tres notas, cada una de ellas para un propósito diferente. Para los que busquen un libro sobre filosofía cristiana de hoy en día me atrevo a recomendarles “SER CRISTIANO” de Hans Kung, es un manual bastante actual y de profunda reflexión para abrir puertas hacia el destino que debería tener la religión cristiana de cara al futuro.
                  Para aquellos que quieran investigar sobre los “complejos” comienzos del cristianismo no dudo en recomendarles “Los misterios de Jesús. El origen oculto de la religión cristiana” de los autores Timothy Freke y Peter Gandy, se trata de un profuso ensayo, muy bien documentado, muy bien explicado, en un lenguaje sencillo y asequible a todo el mundo y con una extensa bibliografía donde poder ampliar todo tipo de conocimientos acerca del origen del cristianismo, de las múltiples sectas que lo componían, del tratamiento dado a los gnósticos y de otros muchos temas relacionados con los cuatro primeros siglos de la nueva Iglesia. Este trabajo no es reconocido por los eruditos como tal, así que si lo preferís, puedes recurrir al titulado: "Jesús no dijo eso", de Bart Erhman, erudito notable en exégesis bíblica y reconocido experto por la crítica. También  hay varios sugerentes libros bajo el título: Los cristianismos derrotados, los otros cristianismos, primeros cristianos, etc.  entre ellos el del profesor Piñero.  Por último para aquellos que quieran conocer las posturas del ateismo militante y actual, quizás es recomendable el libro de Richard Dawkins, “El espejismo de Dios”, también un ensayo bien documentado y fácil de leer, que además aporta una mas que interesante bibliografía para ampliar, documentar y justificar sus afirmaciones. También podría servir algún texto de Christopher Hitchens, si bien este último va mas enfocado a un ateismo radical y militante, que a una reflexión desapasionada y bien documentada.
              Con respecto a los libros propiamente religiosos, como la propia Biblia, no me atrevo a recomendar a nadie que los lea sin haberse documentado muy profundamente acerca de ellos porque la literatura de los libros de culto es muy particular, no goza de imparcialidad en sus comentarios ni en sus proposiciones y además trata de adoctrinar ciegamente en una determinada creencia sin contemplar ninguna otra alternativa posible (guía para entender el Nuevo Testamento, del profesor Piñero, puede ilustrar acerca de esos inconvenientes). Es mejor, desde mi punto de vista, leer muchos textos acerca de la religión, su origen, el sentido de la mitología y de los misterios, la historia de las religiones, el origen, estructura y forma de componerse la Biblia, antes de abordar su lectura. Solo disponiendo de mucha información previa se puede comenzar a leer la Biblia para poder separar la paja del grano, pues en los libros sagrados, de cualquier religión, hay mucha paja y mucha soflama que tiene que ser necesariamente expurgada por el propio cerebro mientras se lee. 

jueves, 16 de febrero de 2012

EL ALMA COMO TEMA DE DEBATE

Antes de iniciar este nuevo comentario quiero daros las gracias a todos por las llamadas que me habéis hecho, yo esperaba muchos comentarios en el blog pero veo que preferís comentar en persona conmigo vuestras opiniones, os doy públicamente las gracias por ello, pero el interés del blog es que más personas puedan ver vuestras respuestas y como los comentarios pueden ser anónimos no dejeis de animaros a comentar también en el blog. En segundo lugar pediros disculpas por no actualizar mas a menudo los comentarios pero un problemilla de ansiedad me ha mantenido muy ocupado este último año, achaques de la edad supongo. Vamos al tema de hoy: EL ALMA.
Nadie nos ha informado con criterios modernos acerca de que es lo que los antiguos han entendido por alma. En el libro que continuo escribiendo a buen ritmo, y dado que se trata de un ensayo novelado se tratará a fondo del tema del alma y que entiendo yo acerca de eso que los antiguos llamaban el alma. El cuerpo físico en el que habitamos tiene dos partes, una humana, carnal, que envejece y muere con el tiempo, que sufre deterioros y enfermedades y a la que es necesario alimentar, vestir, etc.. y otra parte que no es física, que es mental, que son nuestros pensamientos, nuestros razonamientos, nuestros gozos, alegrías, amores, deseos…. Todo ese compendio de valores, digamos espirituales, o inmateriales creo yo que es lo que se ha entendido por alma. ¿Qué piensas al respecto?, ¿crees que el alma es una entidad separada del cuerpo que vive eternamente y se reencarna hasta alcanzar la iluminación?, o ¿ simplemente el alma es esa parte no física de nosotros que, obviamente, también va a morir con el cuerpo?. El tao nos dice que el hombre muere y su obra perdura o se olvida. ¿Podemos pensar que cuando la obra de un hombre perdura, su alma no ha muerto del todo?. ¿Podemos pensar que la reencarnación no es mas que la obra de un hombre continuada por otros?.
Aquí os dejo el tema, esta vez es algo mas teórico que la educación o la presencia de la religión en nuestras vidas, espero que os anime a reflexionar mientras salimos de la crisis.