martes, 12 de marzo de 2013

LA UTILIDAD DE LA RELIGIÓN (PRIMERA)


                   Quiero iniciar una serie de comentarios y reflexiones acerca de la utilidad de la religión y sobre todo acerca de la certeza de recuperar en la otra vida todo lo que invertimos en esta en temas relacionados con la religión. También me gustaría sustanciar las ventajas de unas creencias frente a otras, es decir, ¿Qué religión nos ofrece una mayor y mejor vida futura, vida eterna?. Algunas hablan de paraísos, otras de reencarnaciones y otras de cielos repletos de ángeles.

            El cómico americano Emo Philips nos proporciona una frase para iniciar la reflexión que creo merece la pena dedicarle unos instantes de reflexión:

“When I was a kid, I used to pray every night for a new bike. Then I realised, the Lord doesn't work that way. So I just stole one and asked Him to forgive me”

                   Me tomo la libertad de traducirla "a mi entender"  pero sin faltar al espíritu de la misma:

“Cuando era un niño solía rezar cada noche pidiéndole a Dios que me consiguiera una nueva bicicleta. Con el tiempo me di cuenta de que Dios no actúa de ese modo, así que robé una bicicleta y desde ese día le rezaba pidiéndole que me perdonase”.

Las personas creyentes contestarán que es tu fe la que te indica el camino y que confiar en Dios  tiene que nacer de tu fe. Bien dicho está, pero ¿Qué es la fe?, ¿se educa, se compra, se nace con ella?, ¿varía a lo largo de la vida o es constante?, ¿se puede aumentar o disminuir, viene influida por desgracias, accidentes, golpes de fortuna etc.?-, ¿es característica del ser humano o hay otros seres vivos que la poseen?, ¿Existió siempre o se manifestó en un determinado  momento de la historia del hombre?.
Son preguntas racionales, que no se pueden contestar desde la fe,  pero uno no puede evitar realizarlas cuando se aproxima al estudio de la religión, es más, aún me atrevería a preguntar: ¿Es útil, es necesaria, es controlable?..
Seguiremos comentando en futuras reflexiones.

(FE: Creencia en algo sin necesidad de que esté confirmado por la experiencia o por la razón propias, según María Moliner, y según la Biblia: la Fe es la certeza de lo que se espera y la evidencia de lo que no se ve" (Heb 11:1).)


...

miércoles, 6 de marzo de 2013

LA RELIGIÓN DE NUESTROS HIJOS (SEGUNDA PARTE)

 Aunque ya hemos tratado someramente el tema en una entrada anterior, me gustaría volver sobre la cuestión de la imposición de la religión de nuestros antepasados a nuestros descendientes. En buena lógica cada persona debería ser libre de elegir como va a ser su vida y muy concretamente cual es su posicionamiento frente a la religión de sus mayores. Si transmitimos a nuestros hijos y nietos la religión de sus antepasados estamos estableciendo un vínculo y un vehículo claramente social y cultural. No estamos formando adecuadamente la espiritualidad de nuestros hijos sino más bien, inculcándoles un patrimonio cultural. Esa es al menos mi opinión.
Pero en el mundo actual se plantean muchas preguntas nuevas y así un día alguien que veía en la televisión un conocido programa de dibujos animados me preguntó: si un   devoto musulmán se casa con  una mujer devota de Buda, ¿de qué religión nacerá el niño?.  Una inocente pregunta, pero difícil de responder.
¿Puede una persona profesar las dos religiones de sus progenitores?. Si tu padre es judío y tu madre cristiana te pasarás el sábado en la sinagoga, y sin realizar ninguna actividad y el domingo irás a misa de doce  y lo pasarás también sin hacer casi nada. ¿No es ideal y deseable esa situación?. ¿A quien defraudar, a papa o a mama?.
Creo con Osho, que el mundo de la espiritualidad y cómo planteamos a nuestros hijos su formación espiritual debe ser sometido a una profunda revisión. El nuevo hombre necesita nuevos caminos para su desarrollo espiritual. Afortunadamente yo escribo un libro para ello. Espero llegar al final y que os gusten las conclusiones. Van a ser bastante novedosas, algunas incluso sorprendentes.